sábado, enero 27, 2007

Personajes de mi pueblo: Teresita Piñero

Lo que ocurre en el pasado vuelve
a ser vivido en la memoria

John Dewey (1859-1952)Filósofo y educador estadounidense.
La pila de agua en la Rivas, al frente de los Piñeros, nos recuerda con su portentosa, prodigiosa e inigualable voz, el recién fallecido y gran cantautor José “Catire” Carpio, en su bello himno musical dedicado a esta bella ciudad, que nació al calor de la Industria Petrolera el 23 de febrero de 1933, cuyo titulo es: “Recuerdos de El Tigre Viejo” En esa histórica vivienda, que forma parte del patrimonio histórico de la ciudad, nació, se crió, se formó, se desarrolló y vive actualmente otro de nuestros patrimonios históricos, en este caso viviente, la excelsa cantante popular María Teresa Piñero, mejor conocida en el mundo artístico, social y familiar como “Teresita” Piñero. Hija de don Ramón Barreto Guachimán de la pila de agua y doña María Bernay Piñero, nativos de El Caris y de los primeros lugareños que hicieron posible la fundación de El Tigre. Primero llegaron los de El Caris y luego para trabajar por la escasez de mano de obra para la perforación del pozo oficina número uno, fueron pisando la Mesa de Guanipa los margariteños. Es lo que dicen, los que todavía viven de esa época de oro.

Teresita Piñero, cursó primaria en el Grupo Escolar Estado Trujillo, inició su secundaria en el histórico Liceo Pedro Briceño Méndez, estudios que abandonó, para hacer un curso de mecanografía, en la prestigiosa Academia PITMAN que dirigía la profesora Selenia de Quiñones, lo que le permitió, incorporarse al mercado de trabajo, como secretaria. Inmediatamente se empleo en la Constructora Cervi, de don Yacomo Cervi, padre del también próspero empresario Mario Cervi. Durante 4 años laboró en esa próspera empresa y luego se retiro para contraer nupcias con un maracucho y fijó residencia por espacio de 3 años en la tierra del sol amado, pero durante todo ese tiempo alternaba su trabajo, noviazgo y oficios del hogar con la pasión de su vida: La música.

Mientras estuvo en El Tigre nunca falló los miércoles a las 6 PM en el programa “Forjando estrellas para el futuro” que dirigía magistralmente Calazán Guzmán, en la pionera de la radiodifusión en la zona sur de Anzoátegui, La Voz de El Tigre. Cuenta Teresita, que para llegar a la emisora en tiempos de lluvia, había que atravesar inmensas lagunas, eran caminos vecinales, ya que no había construcciones desde el Casco Viejo hasta la emisora. El recordado Profesor de educación física, ciclista y maratonista Arcadio “Indio” Briceño, que era entusiasta y puntual asistente como parte del numeroso público que se congregaba en la emisora, para hacerle barra a sus cantantes favoritos, con su proverbial caballerosidad pasaba en hombros a las cantantes, para que no se mojaran los pie y menos llegaran con las medias mojadas al estudio. Los hombres, lógicamente se las arreglaban y como el “Indio” no les hacia el favor, le acuñaron el mote de “La Curiara” que el aceptaba con satisfacción ya que, por las mujeres, aunque mal paguen, como dice sabiamente una melodía mexicana.

El jueves a la misma hora, había otro programa del mismo corte musical, cuyos invitados eran los cantantes más destacados que se llamaba “Aficionados destacados” Los miércoles había espacio para todos los que tenían inquietudes vocalistas y el jueves, actuaba la crema y nata, los ascendidos, pues. En ese segmento de cantantes destacados, “Teresita” Piñero recuerda, que participaban José “Catire” Carpio, José Hidalgo, José “Cayuco” Jiménez, Lina Cova, Arriojas, el popular panadero, Zoraida Cortés, el indio Figuera, la estrella importada de tierras lusitanas Marcelino Oliveira, que era presentado por Calazán Guzmán como el portugués-Venezolano y los hermanos Almeida, José, Julio y el sempiterno Chuito, que los acompañaban con las guitarras. No había acústica, instrumentos de vientos, mucho menos eléctricos, era pura cuerda, garganta y pulmón. Cuando se quiere se puede y ellos, a pesar de todas las limitaciones, lo hicieron y forman parte de las más bellas páginas de la rica historia folklórica de la ciudad. “Teresita” es de la opinión de que, ahora con la televisión, una radio digitalizada, con sonido estereofónico y los modernos estudios que poseen deberían reeditar esos programas para darle la oportunidad de proyección a la gran cantidad de talentos que hay en la ciudad.

La popular “Teresita” Piñero dice que, de la pléyade de vocalistas de esa época, el que más se destacó y brillo, con luz propia en el firmamento nacional e internacional fue, indiscutiblemente, José “Catire” Carpio, quien incluso dejo como legado para la ciudad el himno, cuya letra y música es de su autoría y además, siempre estuvo atento al desarrollo de la actividad musical de El Tigre. En esa incesante actividad como cultor de la música popular, asesoró artísticamente el CD de oro de El Tigre, cuya dirección general estuvo a cargo del Prof. Roberto Rafael Salazar, la producción ejecutiva de Alberto Quiriagua, las relaciones publica y la coordinación a cargo de los poetas Carlos San Diego y José Gregorio Mogollón y la locución de Kello Anderí. Todos nacidos y criados en este rinconcito de la Mesa de Guanipa.

Ese CD de oro de El Tigre, fue impulsado por el alcalde José Miguel Arismendi Marín, con lo cual inmortalizó a 22 de nuestros mejores cantantes, entre ellos, por supuesto “Teresita” Piñero, compositores populares y a los miembros del conjunto musical que los acompaño a los estudios P.O.M en Barquisimeto, estado Lara. De esos artistas hay dos desaparecidos físicamente, el compositor y musicólogo Fernando Vidal el “Tordito de Cabruta” y el vocalista José García “El Renegado del Llano” quienes están vivos en el corazón de los amantes de la música recia, en sus composiciones e interpretaciones en ese inolvidable CD. No hay un ápice de dudas que José “Catire” Carpio, ponía todo su dedicación, empeño en impulsar, orientar y proyectar todos los valores artísticos de la zona, poniendo especial énfasis en los más jóvenes. Todo un ruiseñor que dedicó su vida a la música más bella del planeta. La música criolla. Arpa, cuatro y maracas, maestro.

Dos LP, uno en año 1983 y el otro con motivo de la celebración de los 50 años de la ciudad, donde destacan 2 composiciones del poeta del Casco Viejo Enrrique Hidalgo que llevan por título “Fue culpa de los dos” “Saludo a los fundadores” posee en su record artístico “Teresita” Piñero que son recopilaciones de tantas veladas criollas en las cuales le ha tocado intervenir desde la época que llegó el primer arpista a la ciudad, el apureño Germán Rangel y que siempre la acompañaba en sus presentaciones de antaño. Hoy “Tersita” Piñero, que todavía le sobra corazón, voz y ganas, participa esporádicamente en eventos de música criolla y recoge los frutos de su larga, dilatada y fructífera carrera artística como vocalista, cuando le rinden homenajes, bien merecidos, como el último que le hicieron el pasado 05 de noviembre del 2006 organizado por el Ateneo Casa de la Cultura que dirige Ludy Lozada, coordinadora e impulsora del grupo de Danzas “Kamari”. En ese evento que realizaron en la segunda carrera norte, frente a la “Flor del Valle” se presentaron Las voces risueñas de Carayaca, José Tadeo Planchart violinista, Pedro Bolívar con su Bandolina, el maestro cuatrista Dennis Bolívar, Pedro “Culebra” Tovar acompañándolos en el bajo, Renovación Calipso, y cerró con broche de oro la homenajeada, con su conjunto particular, la Nueva Imagen Folklórica que conforman Alexis Almea arpista, Will Condales cuatro, José Manuel Piñero (h) bajista, el maraquero Ovidio Piñero (h) y como vocalistas la propia “Teresita” y su hijo Cesar Piñero. Una guara, exclamaría un hijo de la capital musical de Venezuela.

La inquietud, la pasión, la dedicación por la música vernácula, es una llama que no se apaga en el corazón de “Teresita” Piñero y para darle rienda suelta a ese espíritu guerrero que le ha caracterizado desde muy joven por nuestra música tradicional, hoy está al frente de la fundación sin fines de lucro “Nueva Imagen Folklórica” desde donde haciendo rifitas, solicitando pequeñas colaboraciones e incluso sacrificando su exiguo presupuesto familiar, continúa impulsando nuestro folklore, dándole oportunidad, orientando e instruyendo a nuevos talentos y ya han grabado dos CD, con 22 interpretaciones autóctonas de jóvenes valores de la ciudad que se han ido curtiendo bajo su égida formación y escuela. “Teresita” dice con emoción “Tengo niños en espera para grabar, pero grabar cada CD tiene un costo superior a los 5 millones de bolívares y no tenemos quien nos financie. Lo hecho hasta ahora es con las uñas y poniéndole mucho corazón” El que no le crea visítela y verá en el mar de limitaciones en que sobrevive, el espíritu que le imprime a sus acciones y como a pesar de todo le sonríe a la vida y siente inmensos deseos de ayudar a las nuevas generaciones.

Creo, sin temor a equívocos, que el sector oficial, está en mora con este patrimonio histórico viviente de la ciudad, que no pide nada para ella, sólo la ayuda oficial, para continuar su incesante activismo por y pro el cultivo de nuestro folklore. ¡Ayúdenla! estarán ayudando a la cultura popular, promoviendo nuestras tradiciones, manteniendo encendida la llama del talento originario local y conservando el patrimonio histórico cultural de la ciudad.
Hay que conservar y defender las tradiciones, costumbres y expresiones culturales de la comunidad. No olvidéis: Un pueblo sin historia es un pueblo sin memoria. Desde está humilde trinchera hacemos un pequeño y empírico esfuerzo para que se conserve la memoria histórica de la patria chica que nos vio nacer, vivamos en la memoria lo que ocurrió en el pasado y no olvidemos de donde venimos, hacía donde vamos y las cosas buenas que tenemos que conservar y relanzar para que sean mejores en el presente, que mañana será pasado.

3 comentarios:

yenny dijo...

hola la verdad es que me llena de orgullo como tigrensa que soy encontrarme con este grato reportaje de una gran mujer la señora Teresa Piñero. felicitaciones y siga adelante como una gran gerrera que ha demostrado ser. saludos al mejor maracaquero de El Tigre y sus adyacencias su hijo y mi gran amigo Ovidio. un abrazo y muchas benciones para todos por casco viejo atte. yenny Rodríguez

Anónimo dijo...

Que reportaje tan bien, me llena de emocion, soy tigrense y me complace ver gente que trabaja por la cultura de mi pueblo.

Anónimo dijo...

se podria publicar una foto de la señora tresa piñero