domingo, abril 08, 2007

Personajes de mi pueblo: Anécdotas

A fin de cuentas,
todo es un chiste

Charles Chaplin (1889-1977)
Actor, productor y director inglés.
1- Después que se jubilaron, Antonio “Toñito” Liccioni y el Prof. José Antonio Arias Reyes, todas las tardes compartían un buen escoses, eran amigos y compañeros inseparables. Pasada la hora del almuerzo, el Prof. Arias, abordaba uno de sus vehículos y pasaba buscando a “Toñito” y si la velada era normal antes de las 8 PM lo regresaba a su hogar. Esa era una rutina diaria. Un día, “Toñito” se encontraba indispuesto, por problemas estomacales y le manifiesta al Prof. Arias la situación que no le permite salir de la casa. Magalis una de las hijas de “Toñito” que escucha la conversación exclama: “Obvio, no vas a tener problemas estomacales con esa bebedera de wisky todos los días” a lo que “Toñito” molesto le riposta ¿Porque le echas la culpa al wisky? no puede ser el desayuno recalentado que me pusiste el que me cayó mal Aclarada la situación, “Toñito” mejoró el mismo día y se incorporó a su rutina, demostrando que no era precisamente el wisky lo que le había ocasionado el malestar. Dígalo allí “Nenerina”

00000-00000

2- Cuenta Edgar Salazar que don Miguel Tabata, en su bodega de Pueblo Ajuro, cuando alguien le pedía un refresco, le preguntaba ¿“Compaíto, que quiere usted, calidad o cantidad? Si el cliente le contestaba –Calidad – le despachaba un Green Sport o una Coca Cola chiquita y si le respondía – Cantidad – sin pensarlo, le despachaba una Pepsi Cola normal, un hit de naranja o una Coca Cola estándar. Uno, simple mortal, cree que todos los refrescos son embotellados de las mismas barricas, empero, esos refrescos pequeñitos tienen un sabor diferente ¿Será cuestión de ilusión óptica? Es cuestión de percepción.

00000-00000

3- En el local donde funciona ahora “La Gata Borracha” en la década del 60, abrió sus puertas en la calle Guevara Rojas el “Bar Restautant Entra y Volverás” El dueño, un hombre muy dinámico, amable, conversador y atento, recibía a los clientes con gran deferencia. Le daba la bienvenida, le ubicaba la mesa y le entregaba el menú con los platos, contornos y bebidas del día. ¡Sorpresa! Nada tenía preció y cuando le increpaban esa falta contestaba “Pida lo que quiera y no se preocupe” Le anotaba el pedido, lo pasaba a su chef que preparaba lo conducente que luego servía. ¿Hay picante? No amigo aquí se cocina muy bien para echar a perder la comida con picante, respondía, en tono serio y bien categórico. Luego que la gente degustaba los exquisitos platillos, el postre y las bebidas, le preguntaban ¿Amigo, cuanto le debo? Ripostaba ¿Qué comió usted? Le detallaban la comida, el postre y la bebida y el contestaba cortésmente “Usted, no me debe nada, déjeme 4 bolívares, para que cuando regrese vuelva a encontrar” Barato para la época y convincente el argumento con que cobraba. A todo lo que se le saca y no se le mete se agota.

00000-00000

4- El Dr. Rubén Vicent, invita a su distinguida esposa la Dra. Marvelía Salazar, al restaurant Italia en San José de Guanipa, piden de entrada, espaguetis boloñesa y cuando se lo traen a la mesa, se acerca don Caló, dueño del restaurant a saludarlos, luego de la reverencia, el Dr. Vicent, aprovecha para preguntarle ¿Usted, no tiene salsa de tomate? Don Caló, en tono molesto le contesta “Doctor, no sea cochino, como va a echar a perder mis exquisitos espaguetis con esas salsas piches” No le quedó otra alternativa que pedirle disculpas y reconocer ante propios y extraños que los espaguetis del restaurant Italia ya vienen con una salsa exquisita y no necesitan de aderezos extraños. Es para que aprenda a degustar comidas con salsas de antología.

00000-00000

5- Vicentico Salazar me cuenta que ha nacido y se reproduce muy rápidamente un nuevo club en la ciudad, le pregunto ¿Cual es ese club? y me responde muy sonreído “El club de los vasos” ¿Y porqué ese nombre? Bueno chico, no ves que aquí en “Morogas” cuando llega un pitcher, lo rodean inmediatamente los miembros y sólo portan un vaso. Continúo, sin entender. Vicentico, me prometió, que después de semana santa, me da más detalles y hasta el line up completo. Esperen los pormenores y no caigan en especulaciones precipitadas y sin conocimiento de causa. El que no sepa nadar que no se meta para lo hondo. No es un chiste, es una advertencia.

2 comentarios:

Juan Carlos dijo...

EXCELENTE SU PAGINA LO FELICITO NO SABIA DE SU EXISTENCIA UNA VERDADERA JOYA. ES BIEN INTERESANTE QUE ALGUIN SE PREOCUPOE REALMENTE POR LAS RAICES DE NUESTRO PUEBLO EL TIGRE

Juan Carlos dijo...

BUENAS TARDES PERTENESCO A LA FAMILIA SOTILLO DE LA CALLE RIVAS DE EL TIGRE ESTOY ELABORANDO UN ARBOL GENEALOGICO Y VEO QUE TIENE INFORMACION INTERESANTE PARA MI QUISIERA SABER LA FORMA DE SOLICITARLE AYUDA AL RESPECTO
GRACIAS DE ANTEMANO