domingo, abril 01, 2007

Personajes de mi pueblo: Anécdotas

Los hechos no dejan de existir
sólo porque sean ignorados

Thomas Henry Huxley (1825-1895)
Biólogo Inglés.
1- El pequeño José “Cheito” Guacarán, quién laboró por largos años como despachador en la desaparecida farmacia “Virgen del Valle” logró que lo incorporarán al equipo de mantenimiento de las instalaciones del colegio “San Antonio” donde actualmente también se gana la vida honradamente. Un día un profesor que lo conocía de años y estaba al tanto de sus habilidades en el manejo de los instrumentos musicales, recomendó que lo incluyeran en la coral del liceo la cual está conformada casi en su totalidad por alumnos y profesores de la institución. ¡Sorpresa! El hombre resultó un fenómeno. Toca magistralmente cuatro, violín, maracas, arpa y cuanto instrumento musical le pusieron a disposición. Un instructor de la coral le preguntó donde había logrado aprender tanto y José “Cheito” Guacarán, le contestó con la humildad que lo caracteriza: “Pues, bebiendo ron en Pueblo Ajuro” Rigurosamente cierto. En sus inicios lo vimos echándole pichón en los bares del barrio con mucho empeño y como aficionado en esas lides era un maestro. Hoy, en un ambiente de sobriedad, tengo la seguridad, será de mucha utilidad a los jóvenes que se inician en el arte musical.
00000-00000

2- El popular Daniel “Negro” Logan, a pesar de que fue despedido de PDVSA a raíz del paro petrolero y que atraviesa una situación difícil desde el punto de vista económico y de salud, no pierde su espíritu dicharachero y mucho menos lo sorprenden con el autoestima baja. El prof. Edgar Brito, lo ve llegar al Manjar del Jeque acicaladito y bien vestido y le dice “Huele a atún” El “Negro” Logan le responde sin inmutarse “Sí, la colonia que uso la ofrece el vendedor de frutas que carga una carretilla por el mercado. Apúrate para que compres una porque le quedaban dos” Otra: ¿Y el suéter, mi negro? Ah, bueno lo adquirí esta mañana en el mercado campesino, a un colombiano que lo estaba rematando. ¡No ves, pues!” volteó y se fue. El Prof. Edgar Brito, quedó todo confundido, tratando de entender, observa a Geo Prado buscando explicación y este se encoge de brazos y le dice, toma tú tomate.

00000-00000

3- Cuando los autobuses que venían de Guayana, hacían una de sus paradas en la antigua fuente de soda que funcionaba en la estación de servicio “La Confianza”, el popular “Lebranche” especialista en el jueguito de la “Tapita” tenía en ese sitio su centro de operaciones en ese concurrido lugar. En una oportunidad llegó el autobús de las 8 PM, bajaron los pasajeros y observaron a “Lebranche” en plena faena. El tipo que apostaba para adivinar dónde quedaba la piedrita debajo de la tapita, las ganaba casi todas, lo que inmediatamente animó a los viajeros a anotarse en el juego. Ignoraban, por supuesto, que el ganador era un payaso que utilizaba el profesional de las tapitas como señuelo.

Empiezan a caer los incautos, cuando de repente pasa José Isabel Arismendi, el popular “Chabelo” y grita ¡Pura trampa, los está robando! Lebranche voltea y le dice con cara de pocos amigos “Bien bueno con este, vas a echar paja, búscate los tuyos y muere callado” La conseja popular reza que “Todos los días salen a la calle y el que los encuentra son de él” Lebranche tenía los de él y como nunca falta un pajúo, saltó “Chabelo” y se llevó su reprimenda para que viva y deje vivir.
00000-00000

4- Cuando el Prof. Emir Sucre Gamboa y el Dr. Ramón Romero Verde tenían su muy oído programa “Venezuela, costumbres y recuentos” en la popular emisora 88.9 FM Center, hubo un tiempo en que incursionaron en el horario de la mañana. Iniciaban a las 6AM hasta la 7AM hora en que sale al aire el prestigioso programa de opinión “Café Caliente, que moderaban en ese entonces, la periodista Carolina Osandón y el desaparecido y siempre bien recordado Prof. José Antonio Arias Reyes. En una oportunidad, iba saliendo Emir Sucre, coincide con Arias Reyes y luego de saludarse, entablan una amena conversación, pero de repente Emir, le dice “Profesor me marcho, tengo clase ahorita en el IUTJAA”. Arias lo detiene un momento y le pregunta ¿Qué das tú en el IUTJAA? A lo que Emir le contesta con su proverbial buen humor “Debe ser lástima profesor porque tengo 5 quincenas que no cobro” El Prof. Arias Reyes, que conoce el personaje, no le quedó más remedio que soltar la risa y luego, contar la anécdota a sus amigos para que también disfrutaran de las salidas ingeniosas de su ex-alumno y artista internacional Emir Sucre Gamboa quién, por cierto, en unas de su giras por el viejo mundo visito Bélgica y le trajo de regalo a muchos amigos una… ¡Zape! Mejor cuando lo vean pregúntenle personalmente cual fue el tipo de presente que repartió con gran prodigalidad.

1 comentario:

jesus dijo...

Soy nativo de El Tigre, vivo actualmente en Ciudad Bolívar y me mantengo al tanto de la realidad de mi lar. Desde hace un año, aproximadamente, leo su columna, que me parece excelente y un aporte de gran relevancia para nuestra memoria colectiva. Ese esfuerzo es altamente loable y espero que siga profundizando en él, pues de El Tigre estoy seguro que hay muchas cosas que contar y también reflexionar para dejar un legado a las próximas generaciones.
No se si ha hecho crónicas o remembranzas de personajes y como Felipe Gener, Vivino Guerra (mi padre), Toto "El Chichero" del Mercado Principal, la Maestra Irma Landaeta, Dimas La Rosa, los chinos (Wong, Chang) y otros personajes que evidencian la riqueza humana que en tan corta vida ha logrado acumular ese hermoso rincón de nuestro corazón y nuestros recuerdos que es El Tigre.

Atentamente,

Jesús Nicolás Guerra Garrido
Tigrense de nacimiento y corazón