sábado, octubre 13, 2007

Personajes de mi pueblo: Anécdotas

A fin de cuentas, todo es un chiste
Charles Chaplin (1889-1977)
Actor, productor y director inglés.
1-El 11 de abril cuando se produjeron los hechos que alejaron del poder por unas horas al Presidente Chávez, se desató una jauría de políticos ambiciosos y desesperados que pretendía violentar el estado derecho y asaltar todas las instituciones dependientes del gobierno e incluso, llegaron al extremo de pretender desconocer, los gobiernos legítimamente electos como era el caso de gobernaciones y alcaldías. La confusión era tal, que si la gente del pueblo participa, pudo haberse desatado una guerra civil. El caos era total.

El Tigre, no fue la excepción. En medio de la turbulencia que se produjo en el recinto municipal, algunas personas se acercaron a curiosear y observar de cerca el desarrollo de los acontecimientos, entre ellos estaba el profesor de deportes José “Chivo” Martínez, quien divisa a los lejos que se acerca su colega Gonzalo López, el popular “Negro dulcero” y cuando lo tiene cerca, antes de que el hombre pregunte, lo recibe con esta perla. “Que va negro llegaste tarde, ya repartieron los cargos y yo soy el nuevo Director de Deportes” El negro se encogió de hombros, volteó y dijo me voy. Aquí, no hay nada que hacer. Increíble, pero cierto y sino consulten al profesor Edgar Brito que fue testigo de excepción.


00000-00000


2-La chispa criolla del venezolano, no se eclipsa ni en la peor adversidad. Es más, viviendo situaciones difíciles se aviva con mayor intensidad. En una rueda de amigas y amigos, surge el comentario obligado de la inseguridad, el alto costo de la vida, el desempleo y todos coincidimos en que la situación está difícil y hay que ingeniárselas para sobrevivirle al llamado proceso revolucionario. La amiga Monterola, interviene y dice. Imagínense que mi esposo y yo estamos desempleados y para sobrevivir tengo que vender la hallaquita, el bollito y hasta hago cachapa. Algunos se vieron la cara con cierta sonrisa irónica. El doble sentido voló en la imaginación de los presentes.

Monterola, que no es caída de la mata, se da cuenta de lo mal pensado de algunos y les espeta en la cara rápidamente. No es por nada, pero el cementerio está lleno de equivocados y mal pensados. Todos recogieron velas, continúo la tertulia y las cosas no pasaron a mayores. El Prof. Neuman Cedeño hecho el Yaguare, me dice en voz baja. A mí que me registren, eso de cachapa es con Miguel Galantón. El debe saber porque la Guaira es lejos.


00000-00000


3-El popular juego de los animalitos está en tapete. Los banqueros quieren centralizar el sorteo, el SENIAT cobrar impuestos, los zamuros mediáticos a la caza de la carroña y los apostadores entre dos fuegos. Unos quieren que el sorteo continúe realizándose por el tradicional método de la bolsa y otros con un moderno globo que ya fue instalado para tales efectos.

En medio de la controversia que se ha suscitado, los banqueros y apostadores están divididos. La discusión que en principio era soterrada, fue aprovechada por los zamuros mediáticos para picar de la carroña y llevaron la discusión a los medios de comunicación social. “La gente que llame y opine” y empezaron a sacar llamadas al aire. Puro fuego pirotécnico para manipular y lograr la mordida.

Llama una dama y dice más o menos literalmente lo siguiente. “Miren mis amigos, yo me quedo con la bolsa porque con ese globo el tal Nacho nos tiene a fuerza de paloma. Imagínense que la semana que pasó nos metió y sacó la paloma 5 veces” No es juego. Lo dijo, en el aire y muy seria. Yo no entendí, pero las vendedoras de los kioscos, dicen que es verídico y sonríen con cierta picardía. Entre banqueros, jugadores y vendedores se entienden.


00000-00000


4.-En la cuarta república, el gobierno, para que la gente de menos recursos económicos tuviese acceso a una leche de calidad, subsidió a los productores que colocaron en los mercados populares una lata de 2 kilos al precio de Bs.12,90. En el mercado continúo la competencia de las marcas reconocidas. En la radio y la televisión había una profusa publicidad de esas marcas por ganar un espacio mayor en el mercado. Era una competencia leal y que brindaba la oportunidad a la gente, con mayores posibilidades a escoger y adquirir la que mejor le parecía.

En esta revolución, la leche desapareció de los anaqueles de las grandes redes de supermercados, de los abastos y bodegas. También desapareció la publicidad en los medios audiovisuales y sólo se puede conseguir en la red gubernamental MERCAL, previa una inmensa e insoportable cola o en los puestos de los buhoneros a precios especulativos. No hay opción o te adaptas o pereces.

Los que, por ahora, tenemos posibilidades de tener acceso a la televisión por cable, vemos con nostalgia que, en países más pobres que el nuestro y que no cuentan con el inconmensurable ingreso petrolero, hay leche de todo tipo y las marcas pagan publicidad en los medios para promocionar las bondades de su producto lácteo y se pelean el mercado.

No se que piensa el amigo lector, pero mi memoria todavía conserva el grato recuerdo de la lata de leche popular Azul, a la cual todos teníamos acceso y las marcas Reina del Campo, NIDO, CAMPROLAC, ROSEMARY, KLIM, PARMALAT, La Campiña, La Campesina y muchas otras, que se podían adquirir a un mayor costo.
Lo importante de todo esto es que nadando en una cantidad inimaginable de PETRODOLARES el gobierno, llamado revolucionario, no estemos produciendo suficiente, no existan incentivos y se mantenga a la población en esta zozobra para adquirir ese vital y necesario producto que es indispensable para niños, adultos mayores y la gente en general. Ojo, por los detalles se cuela el diablo y aunque esta realidad parezca extraída de un libro de humor negro. No es chiste.

1 comentario:

jose ruperto dijo...

Sr. Cheo Salazar
Soy nieto del 1er. Alguacil Ruperto Calatrava Romero. Mi padre el Catire "Rupertico" Calatrava Arreaza falleció el pasado 20-05-07 a la edad de 89 años, "Lavando mejor su ropa" como solía decir. Mi abuelo era un Hombre de a caballo con lanza y guarura, no tengo fotos de él. Mi abuelo, junto con El Negro Felix María y Juan Martelo, pelió contra Arevalo Cedeño por un Caballo y lo hicieron huir en un sitio llamado La Panchita cerca de Pariaguan. Otro personaje de esa época era el Cacique Juan Zurita padre de los Zurita Medina (Mecha, Dimas, Abrahan, Ana, Juan, Argelio, Dilia). Que alegriá poder leer sus relatos y que tristeza haberlos descubierto tarde.
Le felicito y siga escribiendo.